miércoles, 9 de septiembre de 2015

Nº 15- EL FAN ARQUEÓLOGO - 1ª Parte

Hoy, en el día en que se cumplen 37 años del último sábado que se emitió Mazinger Z en Televisión Española, llego al cierre de los artículos dedicados a esa emisión: he aquí la 1ªparte de la publicación definitiva sobre la serie en TVE. No definitiva en cuanto a que sea la última palabra ( bien al contrario, será quizás la más ampliable y/o modificable de todas las que he escrito hasta ahora) sino en cuanto a que es el resumen o exposición final en este blog de todo lo que se sabe hasta la fecha de la versión española del robot luchador.

Como recalqué en mi libro, el blanco certero de la emisión española de Mazinger Z en 1978 fueron los entonces niños. En las semanas en que se sucedieron en la pequeña pantalla las aventuras del héroe mecánico, la principal actividad de los crios en relación a la serie fue, principalmente, disfrutarla.
Además, a lo largo de la semana, coleccionábamos los cromos de Fher, los de los pastelitos de Panrico (que podíamos exponer, puestos en pie, en un precario equilibrio) o convencer a los padres, los tíos o los abuelos para que nos compraran la baraja de H. Fournier o los tebeos de Editorial Junior-Grijalbo o nos dieran la "paga" para hacernos con ellos nosotros mismos...Más adelante, salía un póster o una ficha en alguna revista de esas de cotilleo, o algún muñeco mal hecho y sin embargo deseado...
Como todo en la vida, aquello se acabó y los objetos que habíamos acumulado durante aquel año se fueron guardando, unas veces como un tesoro personal del niño que crecía; otras veces se acumularon en algún rincón con los trastos de otras series y los juguetes que fueron moda en momentos del pasado, cuando no acabaron perdidos para siempre en algún trastero o garaje olvidados, estancia y depósito final, antes de acabar en la basura. Con todo, y pese a las distracciones de la adolescencia, y la consumición masiva de energías de la primera juventud, existe un grupo de número indeterminado de integrantes, que conservaron desde entonces alguna reliquia de la serie, aunque fuera en un lamentable estado.
Esos que no la olvidaron, más allá de aquellos que la recuerdan como una anécdota imprecisa, son los que luego formaron la base que hoy llamaríamos los fans de la serie de Toei. Esa abreviatura de "fanáticos" designa hoy día a los aficionados a cualquier manifestación de nuestra cultura colectiva. Yo prefiero el término "aficionados", ya que el otro no deja de contener cierto deje despectivo, aunque la haya usado en el título por aquello de que es más famosa...
En cualquier caso, tras las vivencias originales de aquellas tardes, cada vez más lejanas en el tiempo, lo que queda es la resaca post-fenómeno, como las cenizas de un fuego, y de entre los millones de pequeños fans de 1978, va quedando ese grupo con interés superviviente, que hoy por hoy se interesan por las cosas antiguas sobre aquella emisión. Y no solo de objetos, como las figuras, metálicas o no, que han ido reeditándose en diversas formas y estilos, habiéndose hecho algunos hasta artesanos de las mismas ( a veces, superando en calidad y fidelidad a las comercializadas) sino también cosas como la calidad de la imagen de las sucesivas comercializaciones en los distintos soportes de vídeo, a lo largo de  las décadas. De la imagen o del sonido, o de ambos, conocimientos técnicos incluidos (aunque los hayan adquirido sobre la marcha, y solo por ese vivo interés por Mazinger Z), del doblaje ...
De esos que siempre guardaron aunque sea un hilo de fidelidad con aquella serie tan impactante y de su época, se destilan los que, muchos años después y apoyados por sus encuentros en la red de redes en la que hoy publico yo esto, se convirtieron en lo que llamaríamos coleccionistas de cosas de la serie, sean colecciones numerosas o muy limitadas, o de solo un objeto, pero alusivo y representativo.

Pero... no se trata solo del hecho de haber guardado con mimo un ajado y cuarteado álbum de cromos, unos naipes con las esquinas dobladas, un viejo póster arrugado y agujereado o un muñequito plano de papel-cartón troquelado, que hace tiempo que no huele a chocolate industrial...Tampoco, ni necesariamente, los  compradores naturales de aquella revista antigua que guarda entre sus finas hojas un póster a todo color o una notícia sobre la serie; un álbum completo revalorizado hasta el relativo abuso, un estuche de super 8mm con las esquinas desmochadas y una bobina de celuide para la que ya no tienen proyector... o cualquier otro objeto coetáneo a los momentos de la emisión original, a la venta en bazares virtuales, de particular a particular...
Los aficionados a los que me refiero,  que a veces forman grupo también con algunos que descubrieron la serie después de su momento estelar del 78, son los que no declinan nunca su interés y curiosidad por todo tipo de aspectos de la serie, y hablan y discuten incluso en los foros virtuales especializados. Son también materia de colección aquellos conocimientos y curiosidades sobre la serie , sus detalles de todo tipo, el interés por sus secuelas conocidas muy tardíamente, o el afán de explicarse la accidentada emisión de episodios en la tele, lo que constituye un verdadero interés "arqueológico" por una serie con la que siempre tienen un vínculo emocional ligado a recuerdos especiales.

Porque, aparte de los recuerdos, lo que queda es arqueología y coleccionismo.
Si entendemos por arqueología aquella ciencia que trata del conocimento y la conservación de cosas antiguas, bien podemos llamar a todo fan que guarda más o menos, que busca y valora, que colecciona y que investiga y conoce cada vez más objetos  y temas, y reflexiona y especula con los hechos que fueron base de su afición, ... fan-arqueólogo.

ARQUEOLOGÍA MAZINGER' 78
Como ejemplo de aquello a lo que me refiero con esa "arqueología" menor, puedo explicar someramente cuestiones concretas que luego se han convertido en ejes de lo que conocemos sobre la emisión de la serie en España y hechos relacionados. Se trata de exponer de qué manera el aficionado, espoleado por su solo interés y curiosidad, ha deducido de un hecho cierto o descubierto, otro, y ha atado cabos entre ambos y dado respuesta plausible a cosas que no están explicadas de forma oficial y directa y han sido y son materia de especulaciones sobre toda la casuística de la lejana emisión española de Mazinger Z.
Lo he resumido en tres cuestiones principales: 

- Los episodios emitidos de Mazinger Z.
- El formato de la emisión de TVE
- La primera comercialización en vídeo.

1- LOS EPISODIOS EMITIDOS DE MAZINGER Z 
Una de las primeras cosas que descubrimos x años después de la primera emisión de la serie es que no la habiamos visto completa. En un primer momento, lo achacamos a la compra de episodios salteados por parte de TVE, bulo que ha sobrevivido hasta hoy. El hecho de que también se emitiera una selección de episodios en otros países en ese mismo 1978, nos da la pista de que no fue Televisión Española la única en emitir de ese modo incompleto. Pero claro, ese hecho no lo explica todo porque esos países pudieron haber hecho lo propio decidiendo una compra parcial, más coincidente con la de TVE (Puerto Rico) o menos (Filipinas). Aunque hoy, conociendo  la serie completa, sabemos que fue TOEI la que decidió exportar una versión corta o reducida de la serie, por criterios comerciales y artísticos, en un primer momento podría pensarse que los recortes provinieran de cada televisión local.
Había pues que revisar los puntos (episodios) que tienen en común esas versiones de la primera venta internacional. Otra pista es la versión en inglés que vimos en los créditos de la apertura y cierre y en las canciones y melodias del transcurso de los episodios en la emisión de TVE ( aunque los primeros fueran sustituidos por las famosas canciones de Alfredo Garrido, al cabo de x episodios)...
Es preciso señalar, no obstante, que el mero sentido común nos avisa de que TVE no pudo hacer una selección tan drástica de una serie que no conocía. Pero para los que ese principio no les parezca suficiente he aquí la explicación de cómo se llegó a obtener este dato en sí :
Cuando vemos un DVD o Blu Ray, escuchamos normalmente la versión del audio que nos interesa, en nuestro idioma materno normalmente ( y más en este caso que hay un doblaje que nos interesa por nostalgia) y solo echamos un vistazo (una oida en este caso) a otras versiones o doblajes, habitualmente por mera curiosidad...Eso se superó en esta ocasión, por el afán investigador al que me estoy refiriendo. 

Cumpliendo eso que decía más arriba de que los más fan se interesan por aspectos nuevos cada vez, para renovar así más y más su interés, un aficionado concreto llegó a la pista definitiva escuchando ( que no meramente oyendo) las pistas en inglés de la versión filipina del doblaje, y no en los modernos medios digitales, sino en viejos videocassettes de otras versiones internacionales de la serie ( con doblaje inglés) , buscados y comprados por ese afán coleccionista.

 Y se dio cuenta de que había dos doblajes al inglés, vamos que no eran las mismas voces las que se oían en todos los episodios que se habían doblado a ese idioma. Tirando de ese hilo, se dispuso a comprobar qué episodios pertenecían a cada uno de los doblajes, con el resultado que ya expuse en LA VERSIÓN REDUCIDA DE TVE 2ª parte, es decir, 13 episodios en un doblaje y 15 en el otro. 
Aparte de las voces en sí, detalles como que en esos 15 últimos a Boss se le llama "Oshima", confirmaron la convivencia de esos dos doblajes al inglés, este último a cuenta de la televisión filipina. 
Y como ya partía del conocimiento de que TOEI DOGA había preparado la serie para su exportación con el doblaje de M&M Communications de Haway, y como los dos primeros episodios pertenecen al grupo de 13... se destila de todo ello que la versión para esa primera venta fue una fuerte selección de solo 13 episodios, de entre los primeros 34 de la serie completa. Una especie de mera muestra con los mejores episodios a juicio de la productora japonesa. 
Con este hecho descubierto derivamos, podemos reconstruir, la forma en que Mazinger Z fue visto en los tres primeros países en que se pudo ver fuera de Japón en 1978 ( España, Filipinas y Puerto Rico) , aunque cada uno de ellos operó de forma distinta ante la voluntad común de extender la serie más allá de esos 13: dos aceptaron la versión reducida de 13 episodios y simplemente añadieron episodios más allá del 34 ( el 13 y último de la selección) y uno (Filipinas) no la aceptó, completándola también, pero a su modo, a base de episodios que habían sido descartados por Toei ( ver también LA VERSIÓN REDUCIDA DE TVE 2ª parte), de modo que este país asiático no pasó del 38 y nunca llegó a conocer a Brocken a bordo de la fortaleza volante Ghoul, perdiéndose la etapa de madurez e innovación de la serie.
En el caso español, que es el que nos interesa más, TVE acepta la versión de inicial de Toei, pero juzga insuficiente el nº de episodios, de modo que, como vimos, dobla exactamente los que se decide a emitir: la prensa avanza que la serie contará con 26 episodios. Los 13 extra los consigue con la mera prolongación casi consecutiva a partir del 35. Y digo casi porque los episodios 38 y 42 se caen de la selección, hecho decidido también por Toei, que como vemos preparó, revisó a fondo y seleccionó concienzudamente el contenido de lo que iba a vender fuera.
Además, de este descubrimiento hecho por un fan-arqueólogo se derivan muchos otros hechos, consecuencia directa de cómo se hizo la comercialización de la serie en España.

Nuestro país decidió emitir esos 26 episodios, sí, que se doblaron en un solo bloque, también, pero en un principio contaba como fuente para la comercialización con los 13 iniciales de la versión reducida de Toei. Esos 13 episodios (y ni uno más) constituyeron la base para dicha comercialización, vehiculada a través de BRB Internacional como adjudicataria de la licencia. Me explico: fueron esos 13 episodios, sus historias, sus imágenes y sus brutos mecánicos concretos los que constituyeron la fuente para la vida comercial de la serie en España. Siendo así, podemos hablar de dos fases en la comercialización o merchandising de la misma. Lo vemos fácilmente con ejemplos concretos de esas consecuencias:

Primera fase o merchandising primario(versión reducida de Toei o 13 primeros
El álbum de Fher, verdadero catálogo de la versión reducida de Toei

 -El objeto que es el reflejo más claro de la base que tiene esta primera comercialización es el álbum de cromos de la editorial vasca Fher (abril de 1978), que reproduce en cromos-fotograma exactamente los 13 episodios de la reducción de Toei. No hay muestra más clara y más simétrica del hecho. El cuaderno para cromos reproduce la vida de la serie hasta que Mazinger vuela, un episodio épico que podría funcionar como pseudofinal para la serie y la vez ser gancho para su continuación.


-Pero no solo el álbum de Fher se inscribe en esta primera fase de creación de merchandising sobre el robot luchador. También bebe de esa base de la versión reducida la edición de los cómics de la editorial Junior-Grijalbo (editados de marzo a agosto de 1978). En ellos, se retratan en la versión de dibujantes españoles, episodios de entre esos mismos trece, diez en total, puesto que las viñetas sólo excluyen tres : la primera lucha en el mar con el carismático episodio de Glossam X2, la aventura con el diablo rojo Debira X1 y otra aventura submarina que culminó con la breve lucha contra Balanger M2. Los demás se basan, en un estilo libre pero muy cercano a su desarrollo en la animación, en los episodios de esa versión reducida, cuyos fotogramas y estilos podemos reconocer en muchos dibujos :
Coincidencia de los fotogramas de la serie y los libros de Editorial Junior


-La baraja de naipes de Heraclio Fournier se basa también en los episodios de esa versión reducida de Toei, y, aparte de los principales personajes, no encontraremos bruto mecánico que no se integre en esos 13 primeros episodios de la selección japonesa. 
Garada, Demos, Balanger y Gelbros, en las plantillas compartidas por Fournier y TP



Como vemos en  las imágenes, los modelos de los que se derivó el merchandising partían en muchos casos de una fuente común: el diseño de personajes original de la serie, que se reproducía añadiéndole un fondo alusivo, (como en el caso de los naipes de Fournier) o tal cual (como en los recortables de TP), calcado de ese modelo a del diseño de personajes (que reproduzco bordeado en rojo) o levemente modificado.

Diseño original de Koji, base para su reproducción en naipe, recortable y cromo troquelado

 
La imagen del modelo de Sayaka, levemente modificada, en los naipes de Fournier y el recortable de TP



Bueno, con una sola excepción que no compromete la verdad sobre las fases que estoy describiendo: se les coló un naipe basado en la versión cinematográfica del episodio final de la serie (Mazinga zetto tai Ankoku Daishogun), de un Mazinger alado luchando contra los monstruos de Mikene que solo acabamos referenciando los españolitos en 1979, cuando llegó a los cines dentro del montaje bautizado como SuperMazinger Z. Ese bonito naipe, con dibujo y pose dinámica más estilizados de una batalla de nuestro robot favorito, salía de uno de los fotogramas promocionales de una película que, como sabemos, no se estrenaría en España hasta mediados del año siguiente.

Otra baraja, más libre e informal y menos lograda que la de Fournier, la de Tostadero Jem, no sobrepasa en ninguna de sus representaciones en forma de naipe esa  pertenencia a la primera comercialización basada en la versión reducida de 13 episodios.

-Los recortables de la revista Teleprograma, más conocida como TP, aunque publicados algo tardíamente a principio de julio de 1978, pertenece igualmente a los productos de esta primera fase de la licencia, y consiste en la simple y mera reproducción de las plantillas generalistas que proporcionó Toei a partir de BRB, basados en los mismos diseños de personajes realizados en 1972 para crear la serie, que también usó la baraja de Fournier, aunque en este último caso, en color y con fondos alusivos basados en los escenarios de la serie.


-Hasta los mismos cromos troquelados que salían dentro de los pastelitos de Panrico, pertenecen a esta primera fase. Al menos, parcialmente: para los que estéis pensando que las figuritas sí reproducían brutos mecánicos de etapas posteriores de la serie, reparad en que la colección empezó a salir sin numerar, y que cuando se numeraron lo hicieron a partir del nº 21. Pues bien, son los primeros 20 modelos los que pertenecen a la fase primaria de los productos derivados del estreno de Mazinger Z en TVE. Son solo dos brutos mecánicos los que reprodujeron pero ambos pertenecen a esta primera parte, aunque se les colaran dibujos de Grendizer en esta misma remesa, que todo hay que decirlo.


Como quiera que, tanto el álbum de Fher como los cómics de Junior-Grijalbo se exportaron como productos al extranjero, las consecuencias en la comercialización de la versión reducida llegaron muy lejos.
También se integra en esa etapa comercial consecuencia de la selección de Toei, aunque de un modo singular, la película exhibida en los cines en junio de 1978, Koji y Sayaka contra el doctor Infierno, por ser un montaje hecho precisamente de la versión reducida, con cinco de los trece episodios.


Segunda Fase o merchandising secundario ( o de los 2os 13 de TVE)

Cuando la serie superó el episodio 13 de esa versión reducida aceptada por España, pudimos ver una segunda oleada de productos de consumo, aunque 2/3 partes de esta segunda etapa son continuación de artículos ya citados. La revista de cotilleos que más pósters publicó, Pronto, hace aparecer al Conde Brocken y a brutos de esa segunda etapa de la serie, pero de manera contemporánea a su emisión en la tele. Solo hay un hecho discordante: el único póster de Semana, que publica un fotograma del episodio 14, una semana antes de su emisión. Pero una golondrina no hace verano...

-El 2º álbum de cromos de Fher. He aquí de nuevo un caso especial que confirma la influencia que tuvo la corta selección japonesa de episodios en el caso español. Si el 1er álbum era especial porque reprodujo con exactitud la versión reducida internacional, el 2º (editado en julio de 1978) nos delata cómo la segunda oleada de la licencia de BRB Internacional empezó a perder fuelle, no solo en el sentido de ofrecer ya pocos productos nuevos, sino también alejados de las fuentes originales de la serie, es decir, recreados más artesanalmente. Para esta ocasión, basados también en los siguientes 13  que compró TVE para completar su versión de 26 episodios, nos encontramos con dibujos sobre la serie y no con fotogramas, llamativo hecho que ilustra muy a las claras el corte de ambas fases de la comercialización. ¿Qué pasó? ¿la licencia se encareció? ¿no estaba listo el material? Algo debió pasar, pero la segunda etapa de la serie dejó a muchos niños algo decepcionados. Fher intentó compensar haciendo imágenes compuestas de varios cromos, pero no era lo mismo. Esa misma distribución hurtó número de cromos y se cayó del álbum un episodio memorable, el de los hermanos Blazas, S1 y S2.


-Los cromos troquelados numerados de Panrico. Para la 2ª remesa de estos recordados cromos-figura, se contó con la nómina de nuevos brutos mecánicos de esta brillante etapa de la serie, mezclados con los de la primera etapa. Pero también aquí podemos observar ese alejamiento progresivo de las fuentes originales que acabo de señalar. Algunos de ellos son nombrados con colores y nombres inventados como Fotokiak, Rolak o Semiramus...
 

-Los cuadernos 'Pintando Mazinger Z'. Fher se iba a medio-reconciliar con los niños españoles tras la medio-decepción del 2º álbum de cromos, sacando al mercado una serie de cuadernos para colorear en esta segunda etapa. Los dibujos de portadas e interiores reproducen brutos mecánicos de esa extensión a la versión reducida (episodios 14 a 26), y los combinan creativamente en bloques temáticos, con mucho acierto gráfico, sobretodo en las portadas. Es este el único producto nuevo que retrata esta esta etapa post-trece iniciales, aunque salieron algo tardíamente  (septiembre de 1978, cuando la serie finalizaba) y con una tirada limitada. 

 Los demás que salieron al mercado: el juego, los puzles, las caretas, el puño lanzable, las calcomanías, los discos y cassettes, la figura cara ( Jumbo machinder) y la barata ( reproducida al principio de este artículo) , etc... fueron artículos basados en la serie en general, más allá de las historias de sus episodios.

Descubrimos pues, un alejamiento de las fuentes originales que influye directamente en cómo son los productos comercializados más allá de la versión reducida de 13 episodios. Parece como si, para la emisión de la extensión a 26 de TVE, se hubieran alejado del material original, o simplemente no hubiera habido nuevo material. Ese alejamiento se hace ya total cuando TVE decide alargar la serie y encarga una extensión del doblaje a los estudios Sonigraf de los pocos episodios que quedaban por emitir (7). Sorprendente y afortunada decisión que como sabemos se truncó pronto y produjo una emisión accidentada. Pues bien, de esa útima etapa no existe reflejo en comercialización alguna, y más que alejamiento se produjo una desconexión a ese nivel: no hay soporte alguno que reproduzca esa parte de la serie, de sus historias y sus brutos mecánicos, y si se salvó algo en la memoria fue debido a la conciencia que los niños tuvimos entonces de que era la fase de despedida, lo que intensificó su vivencia, porque si no sería la parte más olvidada...pero esta fase final ya es otra historia.

Como vemos, la selección de los 13 episodios que realizó Toei para el mercado internacional tuvo más influencia y consecuencias que las que se pueden imaginar cuando uno conoce ese hecho.
No solo es que sea interesante saber porqué la serie no llegó entera y qué parte de la serie vimos fuera de Japón en esa primera venta (su principal consecuencia fue la lista concreta de los episodios que nos dieron a conocer a Mazinger Z, con lo decisivo que es eso en sí, ya que muy diferente hubiera sido la serie si la selección hubiera sido otra o no hubiera existido), sino que también los productos derivados de la explotación comercial en España, ( vaya, de los cromos, cartas y libros de cómics que íbamos a disfrutar los niños españoles) está directamente relacionada con ese hecho histórico que supuso esa versión reducida 
que un fan descubre aquí, simplemente escuchando doblajes y haciéndose preguntas...
                                                                           *****

Y la semana que viene, 2ª parte, con los descubrimientos sobre el formato en que fue emitido Mazinger Z desde TVE, con pruebas inéditas y muy interesantes, con muchas implicaciones sobre la historia de la serie. También la circunstancias de la primera comercialización en vídeo, con consecuencias negativas cuya influencia llega hasta hoy...

  PRÓXIMAMENTE :  EL FAN ARQUEÓLOGO - 2ª Parte




6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias por mantener vivo el recuerdo de la emisión por TVE de Mazinger-Z. Es increible que hayan pasado casi 40 años culpando a la pobre TVE de comprar capitulos a boleo y de censurar episodios. Una pena que no se intente conservar bien la historia de la emisión de la serie por parte de TVE, enterrándola bajo la losa de la versión integral japonesa como si fuera la única versión legítima. Ambas versiones son igual de válidas.

Anónimo dijo...

genial.
Gracias por toda esta valiosa informción.
un saludo.
Angel

Anónimo dijo...

Otra curiosidad del doblaje inglés hecho por Toei. Aparte de los sobradamente conocidos cambios como "Ashler" por "Ashura", "Chest Fire" por "Breast Fire", "Laser Beam" por "Koshiryoku Beam", al "Jet Scrander" se le denomina "Jet Scrambler", cosa que si lo piensas bien tiene bastante sentido ya que viene a significar algo así como "Avion que se une" (Jet=Avion, To Scramble=juntar, unir, mezclar, entre otros muchos significados).

Anónimo dijo...

los cuaderno de pintar mazinger z como puedo conseguir la portadas trasera y delanteras

mazinchurrre dijo...

He leído toda la información y me parece muy interesante. Pero en la página de Rincón de Garada hay usuarios que tienen los audios, ¿por qué no un llamamiento a los aficionados para comprar esos audios?

Anónimo dijo...

Alguien sabe a partir de que episodio suena la canción en castellano? o mejor a partir de que cinta de IVS (de los 80)suena la canción de Alfredo Garrido?